Conocenos mejor

Recomendaciones y experiencias para visitar el Bajo Aragón

Seamos solidarios

Descuelgo el teléfono y hablo con mi primo, un enamorado hasta las trancas de la bicicleta y de las pruebas ciclistas. Me deja anonadada. Me confirma los datos que ya sospechaba de la Quebrantahuesos, una marcha ciclista internacional, declarada “Actividad de interés turístico”, que atraviesa los Pirineos y cuya salida y meta se encuentran en la localidad de Sabiñánigo. Entre 15.000 y 20.000 personas de más de 24 países diferentes participan anualmente en el sorteo de unos 7.500 dorsales. El impacto económico que, año tras año, tiene esta prueba es, según un estudio reciente de la Universidad de Comillas, de 7,5 millones de euros, además de generar en torno a unos 500 puestos de trabajo.

Sigo buscando información acerca de otras pruebas deportivas de impacto que se desarrollan en Aragón. Me meto de lleno con el train running. El boom de esta modalidad deportiva en los últimos años es indiscutible, desde las carreras más asequibles que van entre los 5 y los 10 kilómetros hasta las “ultras” más exigentes que llegan hasta los 100 kilómetros. La Gran Trail Aneto – Posets, por ejemplo, con 3.100 corredores, deja cada año unas 25.000 pernoctaciones en el Valle de Benasque.

Este fenómeno no es exclusivo de nuestra Comunidad Autónoma, el turismo deportivo está de moda y el impacto económico que genera no se puede poner en duda. De modo que, viendo lo que hacen nuestros vecinos, en Teruel nos hemos puesto las pilas con este interesante segmento de mercado. Con mucho esfuerzo, hemos conseguido que cada comarca turolense llegue a tener entre 10 y 15 pruebas deportivas al año. Pruebas que, pese al interés de la organización, han acabado solapándose unas con otras haciendo que los participantes tengan que repartirse. Pero éste no es el inconveniente más grave. Desde hace varios años, los permisos para llevar a cabo estas pruebas se están incrementando y la burocracia administrativa está rozando unos niveles prácticamente inalcanzables para una organización que está integrada, en la mayoría de casos, por voluntarios.

Ante este panorama, muchos nos preguntamos si sería posible trabajar conjuntamente entre comarcas vecinas para lanzar una o varias pruebas deportivas potentes, ambiciosas, atractivas para el corredor y/o el ciclista, que mostraran un territorio conjunto, de paisajes impresionantes y de recorridos espectaculares. Se trataría de poner encima de la mesa los recursos más interesantes desde el punto de vista deportivo que tenemos en cada uno de nuestros territorios. No menos importante sería contar con todas las personas que se han encargado durante estos últimos años de organizar estos eventos deportivos locales y, por tanto, tienen una gran experiencia.

Ya dejemos perder una gran oportunidad con la Marcha Cicloturista Los Degollaos que, partiendo de La Venta de La Pintada, recorría los paisajes más bonitos de las comarcas Andorra Sierra de Arcos, Maestrazgo y Cuencas Mineras. Todavía hoy, muchos amantes del cicloturismo hacen este recorrido para entrenar para otras pruebas de gran nivel. No dejemos pasar de nuevo el tren.

La clave sería trabajar con una visión amplia de territorio, ser generosos y solidarios en busca del interés común. Nos consta que ya se han producido las primeras reuniones entre comarcas para poner en marcha pruebas deportivas con mayúsculas. Además, y como complemento perfecto a estos primeros encuentros para aunar ideas, el Parque Cultural del Maestrazgo ha instalado más de 50 señales en diferentes puertos de montaña informando del desnivel, la distancia a la cima y la categoría.

¡Estamos en el buen camino. Sigamos siendo solidarios, nuestro territorio lo merece!

Imagen www.visitbajoaragon.es

Pin It on Pinterest