El cine de Buñuel y las fiestas de Pilar, dos grandes motivos para visitar Calanda en Teruel.

Varias son las tarjetas de presentación de la localidad de Calanda, un municipio volcado con sus tambores y bombos en Semana Santa, la fama internacional del director de cine Luis Buñuel, su gastronomía en la que destaca el melocotón con Denominación de Origen y sus fiestas patronales en honor a la Virgen del Pilar. Éstos son algunos de los atractivos para visitar este fin de semana Calanda en el Bajo Aragón de Teruel.

Este fin de semana la localidad celebra sus fiestas patronales en honor a la Virgen del Pilar los días 10, 11, 12, 13 y 14 con una programación para todos los gustos en la que destaca la tradicional ofrenda de flores a la patrona, la Virgen del Pilar, el domingo. No en vano se trata de una de las celebraciones festivas a la patrona de la Hispanidad más importantes de Aragón junto a las de Zaragoza y Fraga. (Toda la información del programa de fiestas aquí)

4 ok

Luis Buñuel es otro de los emblemas de Calanda. Cineasta precursor del surrealismo, amigo de Salvador Dalí o del propio Federico García Lorca, nace en 1900 y pronto se convertirá en una de las personalidades más influyentes que el cine haya dado al movimiento surrealista. Películas como “Un perro Andaluz”, de 1929, “La edad de oro” o posteriores como “Nazarín”, “Viridiana”, “Tristana” o “Belle de jour” entre otras hacen de este cineasta un gran embajador de su localidad.
Pero además de su cine, existe un importante legado que éste dejo en la población. El C.B.C. (Centro Buñuel de Calanda) ubicado en el Palacio Fortón Cascajares (Bien Catalogado) recupera parte del mismo en forma de exposición permanente, filmografía y bibliografía y archivo fotográfico. Además, en agosto se organiza el festival de cine “22 x don Luis”, un homenaje al cineasta, y una ventana abierta al cine de autor.
Legado de su patrimonio también es la casa natal en la que vivió. De estilo modernista, es construida en el año 1900 por el arquitecto Ricardo Magdalena Tabuenca con la fortuna que el padre del director hizo en Cuba. Así mismo construyó una villa a las afueras de la localidad con las características propias de las casas de los “indianos” venidos de América con fortuna.
Su patrimonio histórico se encuentra principalmente en el casco antiguo. Éste se desarrollaba alrededor del castillo medieval situado junto al templo del Pilar y de él únicamente se conservan algunos restos.

Villa Buñuel

Villa Buñuel

Como edificios religiosos relevantes podemos destacar la iglesia de Nuestra Señora de la Esperanza, edificio barroco del XVII realizado en piedra sillar y ladrillo, y la iglesia de Nuestra Señora del Pilar, del S. XVIII, la cual tiene su origen en una pequeña ermita al lado de la casa originaria de Miguel Pellicer.
La localidad conserva otros edificios religiosos de interés como la ermita del Humilladero, la ermita de Santa Bárbara y San Marcos y la ermita de San Blas o los restos del Convento del Desierto de Calanda, ocupado por los Carmelitas Descalzos a finales del XVII y actualmente en ruinas.
Como edificios civiles relevantes destaca su Casa Consistorial renacentista, construida entre 1579 – 1590. Se trata de un singular edificio con las características comunes de las Casas Consistoriales del bajo Aragón a pesar de que no posee lonja ni galería de arcos corridos en su planta superior. También destaca casa de los Allanegui, muy próxima al templo parroquial, la cual presenta las características propias de los edificios aragoneses tardo-renacentistas con tres plantas y galería de arcos corridos con artesonado de madera en su gran alero.
Obras hidráulicas destacadas son el acueducto de los arcos de 100 metros de longitud. Situado a 1 km de la localidad, ya es mencionado por Juan Bautista Labaña en el S. XVII. Está construido en piedra sillar y se halla definido por cinco amplios arcos de medio punto. También conviene recordar la antigua nevera urbana situada en la calle Agustina de Aragón cuya primera referencia es de 1739.

Acueducto de los Arcos.

Acueducto de los Arcos.

La localidad también es conocida por su apreciada gastronomía y la exquisitez de sus productos como es el “Melocotón de Calanda con Denominación de Origen”. Se trata de un producto único y muy dulce, debido a las especiales condiciones orográficas de la zona de cultivo del Bajo Aragón histórico y que destaca por el color amarillo – crema y amarillo pajizo uniforme.
Y si lo que te apetece es disfrutar de la naturaleza, la localidad ofrece un buen número de propuestas: las sendas del Guadalopillo, recientemente habilitadas para su tránsito a pie, desde el paraje “Pocico Palomar” hasta la desembocadura del río en el Guadalope. También el Embalse de Calanda, por el que pasan algunas rutas senderistas como la que accede hasta el Convento del Desierto de Calanda de los carmelitas o “Los Fontanales”, en la cola del propio embalse son algunas ideas que te proponemos.

Cola del pantano de Calanda

Cola del pantano de Calanda

Ahora solo queda que vengas a disfrutarlas y escojas la que más te apetezca. ¿Vienes?

Pin It on Pinterest

Share This