La ruta de los árboles singulares del Bajo Aragón

Os proponemos una ruta diferente para conocer la comarca del Bajo Aragón desde otro punto de vista. Se trata de la “Ruta de los árboles singulares”, en la que el hilo conductor del recorrido lo conforman una serie de árboles que destacan por diversas características como su porte, longevidad, dimensiones, simbolismo o rareza. Ven con nosotros a descubrir la riqueza natural de la provincia de Teruel a través de esta ruta en la comarca del Bajo Aragón.

Empezamos nuestro recorrido en la coqueta localidad de Berge, en cuyo término municipal se localiza el impresionante Latonero del Mas Ruiz (coordenadas: 722745 / 4526131). Esta especie, muy característica en Aragón, destaca por el empleo de su madera, flexible pero dura, para útiles de labranza como horcas, gayatas o mangos. Alcanza un diámetro de copa de 18 m y hasta 23 m de altura, lo que le da un aspecto imponente.

Turismo Rural Bajo Aragón. Latonero de Mas de Ruiz de Berge

*Turismo Rural Bajo Aragón. Latonero de Mas de Ruiz de Berge

Desde Berge nos dirigiremos hacia Alcorisa para visitar uno de los árboles singulares más conocidos del Bajo Aragón: el Pino de los Sasos (coordenadas: 723380 / 453826). Se trata de un magnífico ejemplar de pino carrasco situado en una gran llanura cerealista que hasta el pasado siglo fue una gran masa forestal de pinar. Resistente a periodos de sequía, el Pino de los Sasos es morada de multitud de aves y sus dimensiones (16 m de altura, 19 m de diámetro de copa y 5 m de perímetro de tronco) lo convierten en uno de los más grandes de todo Aragón.

Turismo Rural Bajo Aragón. Pino de los Sasos de Alcorisa

*Turismo Rural Bajo Aragón. Pino de los Sasos de Alcorisa

Si tomamos la N-211 en dirección a Alcañiz, pronto llegaremos al cruce de la localidad de Foz-Calanda, a nuestra derecha. Allí se sitúa La Carrasca de Val de la Piedra (coordenadas: 729545 / 4531566), otra de las especies monumentales de Teruel. Esta encina alcanza los 27 m de diámetro de copa y bien pudo ser empleada, según leyendas, como refugio y escondite de guerreros o bandoleros.
Pero si hay una especie característica del Bajo Aragón esa es sin duda el olivo, ligada al territorio desde época íbero-romana y cuyo fruto proporciona el excelente aceite de oliva con Denominación de Orígen del Bajo Aragón. Así que nuestra siguiente parada está en Calanda, donde visitaremos La Olivera del Pitongo (coordenadas: 735459 / 4538421). Su extenso vuelo, con 13 m de diámetro de copa y casi 11 m de altura, ha supuesto que la recolección de sus olivas pueda en ocasiones superar los 300 kg. El Pitongo se sitúa en una amplia extensión olivarera y pudo ser plantado en el siglo XVIII.

Turismo Rural Bajo Aragón. Olivera del Pitongo en Calanda

Turismo Rural Bajo Aragón. Olivera del Pitongo en Calanda

Nuestra ruta continúa en Castelserás, ya en la ribera del Guadalope. Junto a un antiguo molino harinero se sitúa El Platanero de la Carrasca (coordenadas: 740273 / 4541561), y que debe su nombre, como al molino, a una antigua carrasca abatida por un rayo en 1934. El platanero es una especie introducida para servir de sombra en zonas ornamentales y que se aclimata bien a zonas de ribera. Este ejemplar supera los 22 m de altura y los 28 m de diámetro de copa. En Castelserás, puedes aprovechar para realizar el sendero botánico en las riberas del Guadalope y visitar el Centro de Interpretación dedicado a los ilustres botánicos bajoaragoneses Francisco Loscos y José Pardo Sastrón.

Turismo Rural Bajo Aragón. Sendero botánico Castelserás

Turismo Rural Bajo Aragón. Sendero botánico Castelserás

Nuestra última parada nos lleva a la localidad de Valdealgorfa. Pero de camino, no podemos perder la oportunidad de detenernos en Torrecilla de Alcañiz y acercarnos al Sendero botánico ubicado en el Calvario, bien cuidado y acondicionado como área recreativa que invita al silencio. Varios paneles nos explican la figura de Pardo Sastrón así como las plantas que nos rodean, con carteles identificativos de cada especie.

Ya en Valdealgorfa, en un pequeño parque a la entrada de la población desde el cruce de Las Ventas se encuentra El Ciprés del Convento. Este bello ejemplar debe su nombre al recinto del antiguo Convento de religiosas de Santa Clara, en parte hoy utilizado para distintos usos públicos y recreativos de la población. Los cipreses siempre han estado asociados a lugares sagrados (cementerios, claustros,…) como este antiguo huerto de las monjas Clarisas. El ciprés del Convento alcanza los 12 m de altura y en sus inmediaciones, en la colina, se edificaron en el siglo XVIII unas pequeñas capillas junto a otro gran ciprés en acción de gracias a Santa Clara por haber desviado del pueblo una terrible tormenta huracanada.

Esperamos que te guste nuestra propuesta para recorrer el Bajo Aragón y conocer su riqueza patrimonial y medioambiental. Os esperamos.

Toda la información de la ruta y la guía didáctica pinchando en este enlace.

*Fotografías extraídas del Catálogo Paisajístico y Medioambiental del Bajo Aragón de la Fundación Quílez Llisterri. Fotos de Fernando Zorrilla.

Pin It on Pinterest

Share This