Paisajes que enamoran

Majestuosos olivos centenarios, curiosas lagunas saladas… el Bajo Aragón es una tierra de contrastes que permite al viajero disfrutar de un paisaje muy diverso que va desde los frondosos bosques mediterráneos a las zonas más semiáridas.  Y es que el tiempo ha modelado un singular territorio de grandes historias y hermosos paisajes que no te puedes perder.

.

Recorrer alguno de sus senderos, ya sea caminando o en btt, es una de las mejores maneras de disfrutar del entorno privilegiado del Bajo Aragón. Pequeños paseos, excursiones moderadas o trayectos más largos componen una red de veintitrés senderos perfectamente señalizados que no te dejarán indiferente. Estos recorridos te permitirán contemplar algunos imponentes árboles, como sabinas silvestres o pinos autóctonos, que sobreviven al paso de los años, o aves, como el buitre leonado o el águila azor perdicera, que te observan silenciosas desde lo alto.

.

Para que no te pierdas ni un solo detalle de nuestro hermoso paisaje y las numerosas especies animales que lo habitan, se han habilitado hasta diez observatorios panorámicos creando la Red de Miradores del Bajo Aragón. Los encontrarás en el Castillo Calatravo de Alcañiz, en el Pilón de Torrevelilla, en la Predicadera de Belmonte de San José, en La Tarayola de La Ginebrosa, en las Ermitas de Santa Bárbara de Valdealgorfa, Castelserás y La Codoñera y en los municipios de Aguaviva, La Cañada de Verich y Alcorisa.

Circuito de velocidad Motorland

¿Comenzamos el recorrido por nuestro territorio?

.

Para los que buscan disfrutar del paisaje en compañía de amigos y familiares, para los que viajan solos y se deleitan con el mínimo detalle que la Naturaleza pone en su camino, para aquellos que nos visitan en busca de la tranquilidad que ofrece nuestro territorio… El Barranc Fondo – Molí Siscar es un recorrido espectacular donde la flora, la fauna y la Geología adquieren una importancia especial.

Nuestro punto de partida se encuentra en Belmonte de San José, un precioso pueblo donde el tiempo parece haberse detenido. Las piedras antiguas de sus fachadas contrastan con el colorido de las flores que adornan sus calles. Sin duda, una visita muy recomendada que no podemos pasar por alto si viajamos al Bajo Aragón.

La primavera y el otoño son las mejores épocas del año para llevar a cabo esta agradable excursión que sigue las señalizaciones del PR – TE 13 por el curso del río Mezquín. Conforme vayamos avanzando en nuestro recorrido, el río se irá hundiendo entre paredes cada vez más altas dibujando unos perfiles espectaculares: estrechas gargantas en sus comienzos que se hacen más profundas y abiertas en los conglomerados, areniscas y arcillas. La vegetación también será cambiante y es que los campos de cultivo de Belmonte de San José darán paso al monte de pinar con su característico aroma a tomillo y romero y al bosque de ribera en el que abundan chopos, nogales y sauces, entre otras especies. Otra de las curiosidades que tendremos la oportunidad de contemplar a lo largo del recorrido son las numerosas cuevas utilizadas antaño por los pastores y los ganados como refugio.

Tras tres horas y media – cuatro de excursión tranquila, llegamos a nuestro objetivo: el Molí Siscar, un antiguo molino harinero del siglo XVII que mantuvo su actividad, aprovechando las aguas del Mezquín, hasta los años 60.

Si te ha gustado nuestra propuesta, no te pierdas el resto de recorridos. ¡Disfruta del Bajo Aragón!

concursomirada

Pin It on Pinterest

Share This