Un paseo por Cañada de Verich en el Bajo Aragón

Te animamos a conocer Cañada de Verich, una de las localidades más coquetas del Bajo Aragón en Teruel, a través de un paseo en el que podrás descubrir los tesoros más importantes que acoge su casco urbano. Situada a 728 metros de altitud, en la parte suroriental de la comarca y en plena Sierra de La Ginebrosa, esta pequeña población asienta sus viviendas tradicionales en la falda de la ladera de Las Fajas.

Si te animas a quedarte con nosotros, te recomendamos Casa Rural Abaric. Se trata de una antigua casa rural rehabilitada en 2006, que conserva su estructura original con paredes de piedra y vigas de madera, ideal para familias.

El edificio religioso más notable es sin duda la iglesia parroquial, dedicada a San Blas. El templo, del siglo XVI, presenta un aspecto sobrio, casi defensivo. Su ábside y sus muros destacan por los robustos sillares y la ausencia de vanos de iluminación. Su portada se abre en arco de medio punto flanqueada por contrafuertes y se remata con espadaña en la parte superior.

Turismo Rural Bajo Aragón. Iglesia de San Blas. Foto, Paco Climent

Turismo Rural Bajo Aragón. Iglesia de San Blas. Foto de Paco Climent

Junto a la iglesia se ubica la Casa consistorial, antigua casa-palacio de los Calatravos, señores feudales que dominaron la villa y buena parte del Bajo Aragón desde la Edad Media. En su fachada, de tres alturas, vemos el gran arco adovelado con escudo en la clave, y varias ventanas adinteladas.

Turismo Rural Bajo Aragón. Piedra clave ayuntamiento

Turismo Rural Bajo Aragón. Piedra clave ayuntamiento

 

El edificio religioso más notable es sin duda la iglesia parroquial, dedicada a San Blas. El templo, del siglo XVI, presenta un aspecto sobrio, casi defensivo

En otro de los edificios de esta plaza se encuentra el restaurado antiguo horno de pan, que bien merece una visita.

Turismo Rural Bajo Aragón. Horno de pan.

Turismo Rural Bajo Aragón. Horno de pan.

Desde la Plaza Mayor recorremos la calle principal, en la que podemos ver ejemplos de casas solariegas y de arquitectura popular, con interesantes balcones de madera. Así llegaremos hasta la Plaza de la Font, donde destaca la antigua cruz gótica de piedra y los lavaderos públicos que aprovechan el agua de la fuente.

Turismo Rural Bajo Aragón. Cruz plaza fuente.

Turismo Rural Bajo Aragón. Cruz plaza fuente.

Toca ahora cruzar la carretera para descubrir uno de los lugares más interesantes del Bajo Aragón. Se trata de la antigua Almazara de aceite, construida en el siglo XVII y habilitada ahora como centro de interpretación en el que podemos conocer el trabajo de la elaboración del aceite de oliva, auténtico sustento de la economía del lugar desde antaño. Además de los restos de las viejas prensas y muelas de piedra, tenemos aquí la oportunidad de ver la maquinaria del siglo XX en funcionamiento. Sin duda, una visita obligada.

Turismo Rural Bajo Aragón. Almazara musealizada para su visita

Turismo Rural Bajo Aragón. Almazara musealizada para su visita

Desde la Plaza Mayor recorremos la calle principal, en la que podemos ver ejemplos de casas solariegas y de arquitectura popular, con interesantes balcones de madera.

Sin necesidad de coger el vehículo, nos acercaremos hasta el barranco de la Val, a unos 500 metros de la población, para visitar la cercana nevera de Cañada de Verich, y que forma parte de la Ruta de las Bóvedas del Frío del Bajo Aragón. Utilizada desde el siglo XVII para almacenar nieve y hielo durante todo el año, destaca por su acceso entibado, como si de una mina se tratase, así como por la bóveda hemiesférica de aproximación de hiladas y su apertura cenital. Enlace web ruta bovedas frío comarca.

Turismo Rural Bajo Aragón. Entrada pozo nevera.

Turismo Rural Bajo Aragón. Entrada pozo nevera.

A escasa distancia del casco urbano se sitúa también la ermita de la Virgen del Pilar, obra barroca del siglo XVIII en mampostería y piedra sillar. Cuenta con un pórtico a los pies formado por tres arcos y un remate mixtilíneo. Sobre el arco central aparece el escudo con cañas que alude al topónimo de la población. Al exterior vemos cómo destaca el cimborrio poligonal. Si entramos en su interior, vemos una sola nave en la que sorprende la decoración pictórica en estuco y en los muros. Sobresalen en las pechinas la representación de las cuatro virtudes (justicia, templanza, prudencia y fortaleza) y los bajorrelieves del intradós de la cúpula. Podemos apreciar pintura mural que completa la decoración interior de la cúpula basada en motivos vegetales, en ocasiones contenidos en vistosos jarrones.

Sin necesidad de coger el vehículo, nos acercaremos hasta el barranco de la Val, a unos 500 metros de la población, para visitar la cercana nevera de Cañada de Verich, y que forma parte de la Ruta de las Bóvedas del Frío del Bajo Aragón

El entorno natural de Cañada de Verich, salpicado de olivos, almendros, pinos y matorral, anima a ser recorrido para disfrutar del paisaje del Bajo Aragón. Una de las rutas que te proponemos es la denominada Cañada de Verich, Covas Royas, Mirador del Sideral”. Es un recorrido circular de unas dos horas de duración que transcurre en su inicio por las estribaciones de la Sierra de Valdobera, y regresa a la vuelta por el extremo este de la Sierra de la Ginebrosa, pasando por los miradores del Cireral.

Así es Cañada de Verich, una población para viajeros sin prisa que esconde magníficos recursos del patrimonio etnológico del Bajo Aragón. Un lugar donde detenerse para conocer nuestro pasado.

Pin It on Pinterest

Share This